¿A que todos os acordáis de aquella frase célebre de la Casa Real cuando hablaba de “Cese de convivencia” entre la infanta Elena y Marichalar? Todos nos quedamos a cuadros. ¿Quiere decir que se separan no? ¿Y por qué no lo dicen, creen que somos lelos o qué? Es que suena mal, claro, es mejor decir cese de convivencia por si hay suerte y alguno se lo cree y de paso quedamos de lo más Cool, Nice y Divine…

El eufemismo lo define la RAE como “la manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante”, buenísima ¿eh? Estos de la RAE con lo listos que son yo no sé si se dan cuenta que son una fábrica ingente de eufemismos. Yo tengo uno perfecto para ellos: “Raramente Alguien os Escucha”, y añado: (bajaros el Tinder o algo… No sé, hablad con la gente normal, los que caminan por la calle…).

Yo estoy seguro que en los sitios donde siempre hay algo que ocultar como la Casa Real, el gobierno y demás instituciones que mienten como bellacos continuamente, contratan guionistas y creativos publicitarios para crear los palabros que tienen que decir al público cuando algo no gusta contar. Son los creadores de eufemismos. Esas palabras que “maquillan” la verdad para que el que lo dice se sienta mejor y el que lo escucha se sienta como un imbécil.

Nuestros queridos amigos los políticos tienen a los mejores creativos publicitarios en sus plantillas para inventar palabras chulas. Algunos son de diez. Como aquella que soltó Rajoy sobre el “crecimiento económico negativo”. ¡Genial! Consiguió hacernos creer que incluso era positivo crecer de manera negativa…

El especialista mezcló la palabra crecimiento (palabra positiva) con negativo (palabra chunga) y logró un engrudo cojonudo para decirnos en realidad que estábamos teniendo pérdidas por un tubo y que el barco se estaba hundiendo, y mientras todos nos quedábamos mirando al techo tratando de hilar las palabras, el protagonista llamaba a su asesor para felicitarle: “Los he dejado noqueados, ¡buen trabajo!» Sí, la verdad que es un verdadero crack, lo quiero en mi grupo ya.

Quizá sea el mismo que escribió: “desaceleración transitoria” y que pronunció Zapatero orgulloso para decirnos que no estábamos comenzando una crisis devastadora no, que era transitorio y solo un ligero paroncillo… Como cuando frenas un poco antes de que el semáforo cambie a verde. Y aquelos brotes verdes… Sonaba bien ¿verdad? Daban ganas de ir al frutero a comprarlos… Si hubieran hecho una campaña de marketing en condiciones…

También otras molonas fueron “recargo temporal de solidaridad”, para decirnos que nos crujían aún más a impuestos, “indemnización en diferido”, para tratar de explicar que los sobres en B no eran lo que parecían o el glorioso “movilidad exterior”, para comentarnos por qué los jóvenes se tienen que ir al extranjero a trabajar.

Hay otros eufemismos menos amables, como los que se utilizan en los “conflictos bélicos” (o sea, las guerras), o en las “operaciones militares” (o sea la invasión de países). Es mejor decir “daño colateral” que no “hemos matado impunemente a cientos de personas inocentes dejando a nuestro paso huérfanos y viudas, pero claro, estamos en guerra…”. Igual pasa con “escudos humanos” o “fuego amigo”. ¿Desde cuando alguien te dispara como amigo? Claro, que en este caso también se puede utilizar otro eufemismo muy de la calle para decir que te dispara “desde el cariño”.

Pero los mejores eufemismos son los de cargos de empresa. Con esos me descojono. Yo cuando curraba en el banco era “Account manager in Global Custody” (o algo así…), cuando no era más que un picapedrero con un casco iluminado introduciendo datos en un ordenador. Pero claro, cualquier de fuera pensaría que estaba salvando el mundo de la quiebra. Algunos son realmente ingeniosos:

– Especialista en Logística de Documentos (lo que viene a ser un mensaka de toda la vida, un mensajero)

– Especialista Avanzado en Logística de Documentos (mensaka con moto)

– Técnico Sanitario de Caminos Públicos (es esto de barrer las calles)

– Técnico de Mercadeo Dirigido (lo que viene siendo repartir publicidad en el Metro)

– Abastecedor Logístico en Ubicaciones de Alta Concentración (quizir, vender bocatas y latas de bebida en estadios, playas, parques y demás…)

– Auxiliar de Servicios de Ingeniería Civil (el peón de obra de toda la vida)

– Especialista en Logística de Alimentos (el mozo de almacén de siempre)

Cuanta tontá ¿verdad? ¿Cuál es vuestro eufemismo favorito? El mío sin duda “tránsito intestinal”, jajajajaja, vamos lo que viene a ser cagar a gusto, que ya no le dejan a uno ni defecar en condiciones. Hala, tiro de la cadena ya y os dejo con un organigrama típico de empresa: